Pastoral de la Vocación

Encontrar la vocación

Etiquetas: Jóvenes Sacerdocio
Este artículo está escrito por Alberto Castro

Uno de los tantos signos que pueden mostrar la vocación como proyecto para todo ser humano es que la misma puede crecer, desarrollar y fortalecerse en diferentes espacios de la vida cotidiana. En esta nota conocemos a Landry Weber, un jugador de fútbol americano que ha vivido un proceso de discernimiento entre elementos como: familia, iglesia, especialización en contabilidad, noviazgo, entre otros. La importancia de encontrar la vocación.

Llamado a temprana edad

A pesar, o más bien sabiendo que había sentido el llamado desde pequeño, este joven, se aventuró a la vida que todo adolescente quiere experimentar. La pasión de un deporte, la formación académica en un campo laboral y fue en medio de estos proyectos que las señales o “signos vocacionales” fueron confirmando la invitación que Dios le hace a formarse para servir al Pueblo de Dios de una forma más generosa y comprometida. 

A lo largo de la nota hay dos elementos que quisiéramos remarcar. La conciencia Weber de lo elemento claves para su respuesta vocacional: su vida espiritual y el apoyo de su familia. ¡Atención! que este apoyo familiar no quiere decir que le insistieron en entrar al seminario, sino un apoyo incondicional en todo aquellos que le hiciera crecer y formarse como un adulto creyente y practicante, incluso su papá remarca la responsabilidad que conlleva el deporte, por ejemplo.

El camino a la felicidad

El otro elemento es la capacidad de descubrir todo aquello que nos sucede como una oportunidad para nuestro camino a la felicidad. Y es que la disciplina, las decisiones en el campo de juego, su noviazgo y su vida fe han sido claves para hacer un discernimiento de la voluntad de Dios en su vida, sabiendo que el Señor las ha dispuesto así para acompañarlo (cf. Rom 8,28). 

De esta noticia brota una invitación para todos los que prestamos un servicio de acompañamiento vocacional: que no dejemos de sorprendernos ante el paso de Dios en la vida de los demás. Y así cómo lo dice el sacerdote de la comunidad de Weber, estos testimonios nos deben desafiar, deben hacernos volver la mirada a nuestra elección vocacional y aquello que inquietó nuestro corazón para no dejar que se apague jamás. 

Puedes leer aquí la noticia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This