Pastoral de la Vocación

Sinodalidad y familia

Este artículo está escrito por Diego Hernández

La sinodalidad y la familia son temas de gran actualidad. La página de la Delegación deFamilia y Vida de la Archidiócesis de Valladolid ofrece una reflexión interesante sobre la sinodalidad. Esta es una forma concreta en que los matrimonios y familias pueden y deben contribuir con la Iglesia. La reflexión nos presenta primero esta imagen del camino sinodal que la Iglesia quiere transitar. Lo hace a partir de los documentos magisteriales más recientes. Concluye con unas preguntas que pueden ayudar a pensar la forma concreta en que los matrimonios se insertan en la vía sinodal. También acerca de la renovación de estructuras en las parroquias, diócesis e Iglesia Universal. Sinodalidad y familia son dos realidades que se complementan y se reclaman mutuamente.

Vivir la vocación laical en el matrimonio exige también de los cónyuges adentrarse en el camino sinodal. Los esposos aprenden a caminar juntos, a tomar decisiones en común, a ayudar al otro en su camino de santificación. A medida que aparecen los hijos y se ensancha la familia, se les hace partícipes de esta «forma sinodal» de vivir en la casa. La sinodalidad, como vemos, no es algo ajeno a lo que los matrimonios se proponen. Ahora se trata de alzar la mirada más allá de las paredes de nuestra casa y adentrarse en la «forma sinodal» que debe caracterizar a la Iglesia, Pueblo de Dios en camino.

Puedes acceder aquí a la reflexión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This