Pastoral de la Vocación

Disminuyen los sacerdotes en Irlanda

Este artículo está escrito por Alberto Castro

Disminuyen los sacerdotes en Irlanda

Puede suceder que en el ambiente eclesial en el que nos desarrollamos y vivimos nuestra fe cuente con todo los necesario para su buen funcionamiento. Sacerdotes, catequistas, ministros lectores, ministros extraordinarios de la comunión, grupos y comunidades eclesiales, etc., toda una comunidad de fe dispuesta para acompañarse unos con otros en el discipulado cristiano. 

Sin embargo, este panorama empieza a dejar de ser lo “normal” en varias diócesis del mundo. Hace unos días, a principios de enero, un periódico de Irlanda llamado The Iris Examiner comunicó a la población que “más del 21% del total de sacerdotes y hermanos religiosos han fallecido en solo tres años”. No solo ese dato aporta la noticia, sino una serie de consideraciones que la situación de vocaciones provoca en su Iglesia local. 

¿Buscar responsables?

Podríamos correr el riesgo de responsabilizar al clero irlandés, o a las pastorales vocacionales o a los seminarios, por lo que sucede, pero la noticia arroja otro dato relevante. También hay una disminución en los irlandeses que se identifican como católicos. Con esto queremos remarcar la valiosa importancia del acompañamiento que le compete a las familias en el cultivo y cuidado de la fe, tanto de los papás, como de los hijos. 

Los dos caminos

Hay dos caminos a los que nos debe llevar esta “toma de conciencia” frente al caso de nuestros hermanos de Irlanda:  valorar y reconocer el delicado trabajo que debe hacerse en los procesos de fomento, cultivo y sostenimiento de las vocaciones y el asumir con generosidad y alegría la tarea que tenemos todos los bautizados en nuestras parroquias. 

Quizá no haya tantos sacerdotes como los hubo en alguna época pero que eso no sea motivo de desánimo, de dejar de confiar en el Dueño de la mies que envía operarios a su mies (cf. Lc 10, 2). Tenemos que repensar nuestra identificación con la pastoral vocacional, con el cultivo de todas las vocaciones en la Iglesia. 

Puedes acceder aquí a la noticia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This