Pastoral de la Vocación

El Proyecto de Pastoral Vocacional (I)

Categorías Sembrar Vocaciones
Este artículo está escrito por Jesús Castillo

Trazar un rumbo hacia el cual dirigirse es una de las tareas más importantes que asume un promotor vocacional tanto de una diócesis como de una comunidad.

I. Una sencilla definición…

Un proyecto de pastoral vocacional lo podemos definir como una decisión del equipo de Pastoral Vocacional para dirigir las fuerzas pastorales a un objetivo común.

Como se alcanza a notar, el proyecto pastoral tiene como principal característica que se realiza en comunión de equipo. De este modo, se clarifica:

  • 1. La realidad de la que se parte.
  • 2. Se asume un determinada practicidad del mismo.

II. ¿Por donde comenzar? El equipo de Pastoral Vocacional

Se podrá realizar un proyecto de pastoral vocacional si se cuenta un equipo suficiente que ayudará a planificar, redactar, revisar y echar andar el proyecto. De este modo se garantiza una continuidad y evaluación más objetiva.

Es muy importante la presencia del equipo porque así se puede dar una mirada amplia y objetiva a la globalidad del proyecto y a cada uno de los planes.

Un equipo de pastoral vocacional es un grupo organizado cuya finalidad se orienta a la promoción, acompañamiento, cuidado y sostenimiento de las vocaciones. De dicho equipo dependerá la ejecución y evaluación de las iniciativas y actividades en torno a la labor vocacional.

Puede servir como una orientación inicial a reconocer la importancia de cada miembro y de todo el equipo en conjunto evaluarse con un sencillo video que te sugerimos a continuación. Sugiere algún diálogo a la luz del siguiente video: ¿Cuál es tu propósito?

III. ¿Qué rasgos debe tener el equipo con el cual empezar?

Es importante señalar algunas características del equipo:

  1. Es muy valioso que cada integrante tenga una conciencia de la propia vocación bautismal-cristiana y, de ser posible, específica: sacerdotal. laical o consagrada.
  2. La conformación del equipo, de ser posible debe mostrar un rostro eclesial. De este modo los destinatarios podrán considerar la amplitud de la vocación en los estados de vida presentes en la Iglesia.
  3. Las edades pueden varias, es muy valioso. Así puede comprenderse la vocación desde diversos estadios y evitar la idea de la vocación como algo estático en el tiempo o la edad.
  4. Apertura al equipo de pastoral de toda la institución. Hay que evitar que el equipo sea una isla de atención pastoral.

Para que el equipo mantenga un dinamismo es importante se forme intelectualmente y se estimule alimentando la vocación propia y comunitaria mediante la oración y la revisión de cómo se vive la propia vocación.

Algunos aspectos que se deben cuidar al nivel del equipo:

  1. Reuniones de programación y evaluación pastoral. Con ello se pretende evitar la improvisación y caminar juntos en sintonía pastoral.
  2. Selección de facilitadores con temas y talleres que ayuden en la acción pastoral: medios de comunicación, programas, plataformas digitales, atención a jóvenes, etc.
  3. Los materiales a utilizar en la promoción y acompañamiento vocacional debe ser preparado, de preferencia por el equipo mismo. Así se da la posibilidad de medir la fecundidad de la reflexión vocacional propia y comunitaria.

En este primer paso es importante revisar y, de alguna manera, realizar una medición de la «temperatura vocacional» de nuestro propio equipo. A continuación te ofrecemos un esquema que puede ayudarte.

Conformar o revisar el equipo antes de emprender el proyecto de pastoral vocacional ayudará a ir sintonizando la realidad de cómo se vive tanto la propia vocación como a nivel de equipo y qué se puede emprender o volver a intentar para promover, sostener y acompañar las vocaciones en la Iglesia. Esto nos ayudará a dar los siguientes pasos.

Estudiar el marco de la realidad es parte del proyecto de PV. También establecer objetivos y estrategias.

3 Comentarios

  1. Michael Farfán Quispe

    Excelente artículo, directo y atinado en las sugerencias para pensar un proyecto pastoral. Saludos desde Perú.

    Responder
    • Diego Hernández

      Si deseas suscribirte al boletín quincenal de publicaciones, puedes hacerlo en la sección SUSCRÍBETE. Gracias.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This