Pastoral de la Vocación

Cuadro de capacidades para la vida consagrada

Este artículo está escrito por Juan Carlos Martos cmf

Introducción

Para la tarea del acompañamiento y del discernimiento en el proceso formativo, ofrecemos este cuadro de capacidades para la vida consagrada elaborada por Juan Carlos Martos. Recorriendo los votos religiosos y señalando para cada uno de ellos distintos indicadores, se ofrece un marco general que nos ayuda a discernir sobre la aptitud de una personas para asimilar la exigencia de la vida de consagración dentro de una institución. Al final se indican algunos puntos para que los formadores y formadoras puedan trabajar sobre el texto e intercambiar sus puntos de vista.


Los núcleos de capacidades generales se pueden desarrollar en algunas capacidades específicas relacionadas con las dimensiones de la vida consagrada.

1. Voto de castidad

  • Capacidad de dejarse seducir por el amor de Dios en orden a ofrecerse enteramente a Él y a su Reino.
  • Capacidad de donación de sí mismo para darse a Dios, a la Iglesia, a los hermanos en la Congregación y a los demás.
  • Aceptación positiva del propio sexo.
  • Relación normal con el otro sexo sin miedos, huidas y bloqueos.
  • Control positivo de la propia sexualidad e integración de la misma en la personalidad global.
  • Capacidad de superar las carencias afectivas y de expresar el propio afecto de un modo equilibrado.
  • Capacidad de vivir con gozo y serenidad una cierta soledad.

2. Voto de pobreza

  • Vivir con una gran libertad y desprendimiento de las cosas materiales.
  • Austeridad y uso correcto de las mismas (dinero, bienes…).
  • Generosidad en dar a los demás lo que se tiene y usa sin segundas intenciones.
  • Llevar una vida asidua y constante de dedicación y trabajo.
  • Solidaridad con los demás y capacidad de compartir todo lo que se es y se tiene.
  • Tener una marcada sensibilidad social con una preferencial opción por los pobres.

3. Voto de obediencia

  • Firme convicción de estar siempre y en todo lugar disponible para cumplir la voluntad de Dios.
  • Capacidad de comprender y asumir la voluntad de Dios a través de las mediaciones humanas (Iglesia, Instituto, superiores, comunidad, hermanos).
  • Mantener un justo equilibrio entre la propia autonomía personal y la dependencia de la autoridad.
  • Capacidad de asumir y cumplir de modo responsable los compromisos de la vida.
  • Disponibilidad activa y eficiente para ir a cualquier parte del mundo a realizar la misión encomendada.

4. Vida de comunidad

  • Superación del egoísmo individual para vivir cada vez más abierto a los demás como persona.
  • Vivir la propia afectividad de manera integradora: superando los momentos de soledad, sabiendo expresar los propios afectos y emociones, sin carencias ni dependencias afectivas y teniendo una visión optimista de la vida con un cierto sentido del humor.
  • Capacidad de vivir e integrarse con otros en cualquier comunidad.
  • Capacidad de comunicarse con los demás de una manera positiva, sin prejuicios ni estereotipos. 
  • Aceptación incondicional del otro de manera empática.
  • Actitud habitual de acogida, bondad, comprensión, y de servicio libre y desinteresado.
  • Saber renunciar a los gustos personales para asumir las necesidades de la comunidad y del Instituto.
  • Aptitud para integrarse y trabajar con otros en equipo.

Intervenciones pedagógicas

Esta ficha puede servir tanto para acompañantes como para los mismos acompañados. En ella aparecen algunos indicadores concretos que pueden ayudar a tener una idea de las aptitudes vocacionales que a una persona la hacen idónea. No son requisitos previos, sino a conseguir.

Lectura y asimilación del documento

  • Leer atentamente el documento. Aclarar las palabras o expresiones que no se entiendan o se ignore su significado en el contexto. Después ir señalando con un lápiz:
  • Lo que no entiendes (¿)
  • Lo que te parece que sobra (+)
  • Lo que falta, según tu opinión (-)
  • Lo que subrayas como más importante de todo (_)
  • Explicar cada uno de los indicadores, con ejemplos, razonando los motivos que los exigen en el candidato, si no como metas conseguidas, al menos como cauces de crecimiento.

Aplicaciones del documento

  • Indicar aquellos  aspectos que el candidato debe cuidar más, según su circunstancia y el grado de maduración personal que haya alcanzado.
  • Puede ser incorporado en el proyecto personal, a fin de asegurar su seguimiento por parte del acompañante.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

Share This